De Kant al Innovative Behavior. La intuición informada.

“Háblame, musa, del hombre de múltiples tretas…

Gracias a mi Director: Juan Antonio Gaitán

SI NEWTON EXPLICÓ EL UNIVERSO FÍSICO DESDE LA MECÁNICA DE LA POSICIÓN DE FUERZAS QUE CONDICIONABA LA EXPERIENCIA EN LOS ASTROS, KANT CONDENSÓ UN SISTEMA METAFÍSICO QUE COMPRENDE LA CREATIVIDAD EN UN ESQUEMA EN EL QUE LA FUERZA GRAVITATORIA DE LA AUTOCONSCIENCIA (YO=YO) Y LA COSA EN SÍ DADA APARECÍA PERCEPTIVAMENTE MEDIANTE LOS FENÓMENOS INTUIDOS, EN LAS REPRESENTACIONES QUE HACEN PARA UN SUJETO LA EXPERIENCIA POSIBLE.

ESE SISTEMA ES MÁS COMPLEJO EN EL SIGLO XXI. Por José Corujeira en 2011.

Narración de algunas discontinuidades en el desenvolvimiento histórico del concepto de creatividad. Arqueología de sus saberes desde la enunciación del esquema kantiano y la condensación del personaje conceptual de genio/artista en el siglo XVIII, hasta la emergencia del observador parcial de innovador en el siglo XXI. Evolución de temas sobre creatividad tras la postmodernidad y su catástrofe.

KEY: KANT, CREATIVIDAD, POSTMODERNIDAD, COMPLEJIDAD, CAOS, INNOVACIÓN, INFORMACIÓN.

Artista, creativo, innovador, Didáctica, Design.

Kant. La Dialéctica de lo Ideal en el paralogismo y las antinomias de los raciocinios; la Analítica del Entendimiento; la Estética Pura en la Sensibilidad: el espacio y tiempo y tiempo; el Juicio y el Gusto, la certeza crítica; el vínculo a-priori, sintético, creativo. Por su epistemología el ser humano pudo crear, hacer aparecer lo nuevo – Tatarkiewicz– por vez primera en la Historia de los Conceptos. Su herencia aporta a nuestro Campo –Csikszentmihalyi– la regla reguladora del esquema en la reminiscencia en las imágenes; la síntesis trascendental de la Imaginación, las anticipaciones de la percepción, la Intuición estética.

Fue la Aufklärung del XVIII, el Sujeto ilustrado que posibilitó al Personaje Conceptual Deleuze / Guattari– del Genio libre de la voluntad, intuitivo en la Contemplación de la Idea como cosa en sí; incubación en una Metafísica del Artista desarrollada “objetividad máxima” en el XIX por Schopenhauer  y desmoronada por Nietszche / Zaratustra / Dionisos, vaciado en Mitología –Barthes– nihilista activa. Eso ya pasó dejando un ground –Peirce– de crear, de creatividad, como manifestar mediante la Idea (objetividad máxima) en la intuición del Artista.

La creatividad mutó, siendo un fenómeno que, entendido en el XX desde el concepto más funcional de talento, se vive aún hoy como experiencia en el Creativo; y atañe -en esa antropología- a un ejercicio de percepción profesional, al fungir de unos códigos y repertorios en valor; abarcando más la significación estética de unos usos en el Cliente y el Consumidor -sus percepciones, sus sentidos, sus praxis, sus signos…- que la epistemología de la manifestación del Artista. La creatividad cambia su extremo de cono –Deleuze / Guattari-, su punto de vista, su coordenada; desde el Plano de Inmanencia de la metafísica de la Idea al Plano de Referencia de la sociología de Creativo de consumo en una sociedad masificada en briefing.

Avanzamos el siglo hacia una Cultura en Mosaico –Moles-. Así como Einstein nos implicó relativamente en un cosmos no newtoniano y Heisenberg lo mostró brumoso a la observación; nos deslizamos en la Arqueología del Saber al horizonte de acontecimientos de la incertidumbre y la complejidad (coacción a la selección –Luhmann-) en los Creativos Presentes. Entendidos como dispositivos cibernéticos coordenados al noLugar del Mercado, en una sublimación del Ego -de la Identidad y sus signos, de los estilos de vida, de la digestión semiológica del UNO en la Gran Metonimia de lo post 1984 en A Brand New World-; vivimos el vértigo del simulacro –Baudrillard– de la aceleración sin Devenir, Fin de la Historia; estética anestésica, shock hiperestésico –Buck-Morss– de la información catatonizante, en doble vínculo, “somática”. biPolariz(om)ados por la retórica del corte -Jacobo Corujeira– a un estar viajando sin moverse, plegando el espacio en extensiones eléctricas –McLuhan-.

Deconstrucción –Derrida– de trascendentalidad –Kant– y trascendencia (der Geist) –Hegel-, en la deslocalización del Sujeto / Saber Ilustrado a dobles contigencias standarizadas al World Trade Center (como estadístico [discurso-consumer] fractal, desfuncionalizable más que desnaturalizable). Neoparadigma hegemónico que muestra como si fueran cuánticas, en el Creativo, las sustancialidades dibujadas (Dessin) al intentar entender desde el signo kantiano la creatividad del personaje conceptual presente, en metamorfosis, en morfogénesis –Thom– hacia Observador Parcial –Deleuze / Guattari-: la certeza, el sujeto, el genio, el artista se deslizan a productos de la observación desde el ser Sujeto Cognoscente en la Contemplación.

Sujeto, representación, sistema de conceptos (Totem / Taboo) canibalizable –Freud-, emergente o implosivamente desde la Postmodernidad de los hijos ilustrados del Aufklärungverklungen: Derrida y su différance, Foucault y su Arqueología de los Saberes o Deleuze y su Lógica del Sentido. Eso pasó. En las palabras y las cosas, “sin una imagen de la plenitud que abarque la oscuridad de la caverna y la luz de las estrellas, la aurora y el ocaso” –Jarauta-.

Ahora, ya. Interdependientes como somos de la capacitación del Design como información de la experiencia del Mundo -agentes negentrópicos, mediadores implicados del sentido social en la experiencia posible, del intercambio caórdico-; el Ver / Saber (eidon) acallado parece resonar –PoincaréBachelardPrigogine– en la interacción de sus cuerdas en la complejidad; un Efecto de Superficie –Deleuze– generando patrones disipativos (patterns) perceptibles a la observación atenta, como células de Bénard creativas que conectan estéticamente la Sociedad Líquida recalentada en efervescencia; red rizomática, plasma de Sentido en cognición y comunicación -verdadera Sustancia, Luhmann– posible en la post entidad bifurcada, en sus amplitudes de probabilidad –Prigogine-, tras la Catástrofe –Thom-.

Así, el modelo ptolemaico del Sujeto sin bosón se licuó y cambió de fase hacia una configuración ecológica -¿Elias?- más que antropológica. Informamos en lo Actual –Foucault– del Caos –Deleuze / Guattari-, sin unas condiciones iniciales determinadas –Prigogine-, los interfaces innovadores en los que potencializar el Ser, “linkado” con el Estar en un Presente de long tail que procesa ya en el ahora; mediado por la forma que designamos en nuestra acción creativa –Mead, Joas– de Mundo, interpenetrando originalidad y redundancia, información y replicación de sentido polarizado al Lebenswelt –Habermas-.

Physis/Logos –Heidegger-, insustancial [Dynamis / Energeia], Clinamen. Propensión –Popper-; complejidad estructurada –Weaver– en patrones de sentido y semantizadores, informacionales; conectividad estética como correlaciones de largo alcance –Prigogine– en el entendimiento del proyecto y su formalización. En su proceso creativo; más Mind –Bateson– que Sujeto.

Design que aportamos como vínculo en el pro-cesamiento de realidad y mediante su responsabilidad deontológica activa. Dimensión/atractor/Noosfera, dinámica del flow –Csikszentmihalyi– del Innovador a imagen del cómo del nuevo Observador Parcial de la Creatividad del XXI. Forma que desambigua, que asigna, que enriquece –Sperberg / Wilson– la inferencia de la Realidad; esquema en falsación:

No ya la Idea que manifiesta, ni el valor que fantasmagoriza; sino la pauta que conecta –Bateson-; la experiencia que posibilita a su User, los grados de flexibilidad que instituye participativamente como Sociedad hecha posible en el Design.

Reconsideremos:

Aún así, abandonados de un Sujeto Trascendental en el que gravitar los signos; el trabajo positivo, que mira el mundo, de teorías como la de la psicología de la percepción de la Gestalt, las metodologías estésicas de Kandinsky o la experiencia del sujeto / objeto de Design, pregnance todavía de la herencia de la Bauhaus / saillance en la percepción estética de nuestro Ámbito –Csikszentmihalyi-; permiten aproximarse al hecho creativo desde la construcción de esquemas por el sujeto que crea usando su entendimiento; lo que hace lícito el educar la creatividad mediante el Gusto y capacitar en la percepción de las affordances, en nuestro caso, empíricas. Debemos también a los teóricos gestálticos la descripción de la Fenomenología del Acto de Descubrimiento y el concepto de Insight, en el juego de entender percepciones, intuir y representar creativamente mediante el Design.

Una “Sociedad sin hombres” –Luhmann– es una hominización tecnocrática, una entropología diría Lévi-Strauss; sin Aura –Benjamin-; el “hundimiento en un nuevo género de barbarie” -Horkheimer / Adorno-. “El mito es ya Ilustración, no posibilitemos que la Ilustración recaiga en mitología”; resulta por ello necesario el Humanismo en la disciplina del Design, aún como Razón práctica en Creatividad. Ya que en el diseñar el humano es la medida de todas las cosas, es conmensurable como Ser Humano (Ideal) en las cosas que designa humanas, sus Objetos, su objetividad, su hacerse en el objeto su mismeidad -Hegel-.

Kant, de vuelta; en su manifiesto ¿Qué es la Ilustración? afirma que la Mayoría de Edad del Hombre advendrá con la responsabilidad en el uso del propio entendimiento; tenía fe en la Razón crítica, otros en la Historia; yo, en la creatividad humana y el aprendizaje. Ahora, en este tiempo de multi-inteligencias –Gardner– procesando el saber emergente de la ecología y la economética, al hablar de Ideas –Platón– a los futuros diseñadores de Futuro es imperativo enunciarles ya: Observa el mundo, no hay tercer hombre –Aristóteles-.

Sapere aude –Kant– KILL THE MUSE!

Eón. La (el juego de la) vida (o el tiempo del mundo) es un niño que juega, que juega a un juego de tablero, y de él es la realeza. 

-Heráclito.


Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un pensamiento en “De Kant al Innovative Behavior. La intuición informada.

  1. […] La imaginación kantiana pivota entre la figuración en la imagen de un esquema trascendental que la posibilita, que da condiciones de posibilidad de la experiencia racional en las formas, en la Estética del mundo. Ese ideal subjetivo murió devorado por los hijos de la posmodernidad que acabaron con el Totem de la substancialidad (ver aquí). […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: