DEA 10.3.4 ¿Es la innovación un proceso [descriptible mediante un modelo científico] de la complejidad organizada?

Suena:

10.3.4 ¿Es la innovación un proceso [descriptible mediante un modelo científico] de la complejidad organizada?

En este DEA se parte de considerar que:

  • p: Toda creatividad es compleja, como intuición
  • q: Toda innovación es complejidad organizada, como hipótesis

Supone que:

  • Al ser la innovación una subclase de los procesos creativos, al pasar de p a q el grado de universalidad disminuye.

Como hemos comentado, el entender la creatividad como complejidad o como complejidad organizada no supone un cambio en la precisión en el fenómeno, ya que podríamos llegar a pensar que:

  • Al ser la complejidad organizada una sub clase de las complejas, al pasar de p a q el grado de precisión aumenta. Si se falsa q lo mismo le ocurre a p, pero no a la inversa

Pero en esto no podemos declarar una verdad, ya que cuando hablamos de complejidad organizada seleccionamos un modelo de ciencia, la precisión de un modo posible de hablar en vez de una ontología de los fenómenos.

Con ello podemos tentar, más bien, concebir una experiencia mediante los métodos que nos posibiliten una descripción estructural o procesual sistémica, empleando las tecnologías de investigación que las ciencias de la complejidad suponen.

¿Es la innovación un proceso [descriptible mediante un modelo científico] de la complejidad organizada? Nos enfrenta a la cuestión de si son operativos los modelos científicos de la complejidad, con las capacidades de metodologías de investigación descritas en los marcos que postulan la posibilidad de inferencias  holístico/descriptivas, para comprender la innovación.

Saber si son susceptibles de ser empleados para el planteamiento de problemáticas operativas en cuestiones sobre la creatividad innovadora como objeto de las teorías de la complejidad y sus potenciales marcos en los paradigmas que comprenden: auto-organización, sistemas adaptativos complejos, dinámica no lineal, no-equilibrio, o caos (Reynoso 2006 1); contando con los algoritmos y formalismos, con las geometrías y topologías que permitan aprehender el fenómeno mediante un principio constructivo: la iteración o recursión de una función muy simple, que resulta en capacidades robustas de resolución de problemas o modelado de procesos arbitrariamente complejos (Reynoso 2006 11), o aquellos que busquen describir el proceso entre orden y caos que en la innovación intuitivamente aparece.

Esta plataforma por tanto intenta encontrar un suelo en el que poder hablar de creatividad, innovación y complejidad desde un modelo sistémico, cuya perspectiva sobre el objeto lo entienda como complejidad organizada, cuya tipología de inferencia promueva la holístico-descriptiva y su propósito sea describir estructural o procesualmente la innovación en marcadores que comprendan la creatividad en los actos comunicacionales, aprehendiendo creatividad y comunicación.

El texto de Reynoso Complejidad y el caos, una exploración antropológica supone un mapa ideal al caso para evitar deslizarnos del paradigma hacia interpretaciones de simplicidad desorganizada (ver supra pág. 177)- es otro Virgilio que encuentras en el camino del Infierno contra sirenas-; que es el caso cuando buscamos evitar al máximo la divagación inherente al método de mezcla de teorías, problemática que abre este extenso capítulo 10.

Como el propio autor expone; su obra comprende, por un lado, la revisión de los paradigmas globales de la complejidad -que hemos comentado de manera demasiado sucinta supra- como principios genéricos aglutinados en cada caso en torno a un conjunto relativamente pequeño de ideas-fuerza (Ibíd.); y por otro lado, una serie de algoritmos, más concentrados en su foco, que permiten modelar procesos emergentes, con amplios espacios de fase y con comportamientos que desbordan la intuición (Ibíd.).

Con respecto a los primeros, de manera cronológica los comenta:

[1] [L]os mecanismos de control y los circuitos de realimentación en la cibernética, [2] el concepto de sistemas abiertos en la teoría general de sistemas, [3] los sistemas alejados del equilibrio,[4] las estructuras disipativas  (y posteriormente la auto-organización y [5] la autopoiesis) en la [6] cibernética tardía, los principios de estabilidad estructural y morfogénesis en la [7] teoría de catástrofes, la dinámica no lineal en la teoría del caos (Ibíd.).

En nuestro caso de este DEA, ejemplificados:

1) Sucintamente con la figura de Wiener y los desarrollos de Bateson; estos últimos esenciales en el momento de hablar de información en Luhmann, y por la propuesta del autor de una teoría del proceso de aprendizaje análogo, o isomórfo, al pensamiento creativo; y su marco contextual de la comunicación.
2) No desarrollado en este DEA, pero ejemplificado por Reynoso en von Bertalanffy, y esencial en el momento de comprender el pensamiento de Luhmann y su descripción y clasificación de sistemas, así como la operación sistema | entorno.
3) Someramente descrito en diversas partes del texto en la diferencia entre estructura y estructuración, así como para la definición de entropía.
4) En el sustrato químico de Prigogine y en el somero desarrollo hacia las leyes del caos y la auto-organización caórdica ejemplificada supra en las Células de Bénard.
5) Concepto biológico de Maturana y Varela, esencial en el momento de comprender el pensamiento de Luhmann sobre sentido y el abismo sistemas psíquicos][sociales.
6) La cibernética de segundo orden de von Foerster como comenta Reynoso; y el proceso de reaparición del sujeto en la cibernética tardía.
7) Comentado supra al comparar determinismo e indeterminación entre Prigogine y Thom; sustrato de la descripción topológica en la estructuración de catástrofes semánticas mediante atractores y creodas; que podemos desplazar hacia formas contextuales, de marcado carácter determinista “local”.

Con respecto a los algoritmos comentados en la segunda parte de su texto:

Ese principio algorítmico incluye a los autómatas celulares, las redes booleanas aleatorias, la subclase de los algoritmos evolutivos (programación evolutiva, estrategia evolutiva, algoritmo genético) y finalmente la geometría fractal. Al lado de esos formalismos iterativos hay otros tipos algorítmicos y unas cuantas criaturas matemáticas características, tales como la ecuación logística, los algoritmos conexionistas, las metaheurísticas de enjambre y las distribuciones de ley de potencia (Ibíd).

_

DEA_corujeira_reynoso7

_

El índice de Reynoso, diagramado de manera libre

_

En la imagen supra se muestran la mayoría de los epígrafes contenidos en el texto de Reynoso, comprendidos en el capítulo 3 -Los algoritmos de la complejidad- que incluyen los emergentes, el conexionismo y el algoritmo genético y las modalidades resaltadas por el autor; los capítulos 4 y 5 en los que describe la diferencia directriz entre complejidad y caos, con una descripción de las geometrías fractales; y un campo abierto de exploración para las representaciones de procesos que oscilan entre orden y caos, como pueden ser las expuestas en este DEA supra al aplicar la teoría de Barabasi sobre las redes libres de escala (ver supra capítulos 3, 4, 5, 6)

_

DEA_corujeira_reynoso8

_

(Reynoso 2006 246)

_

¿Es la innovación un proceso [descriptible mediante un modelo científico] de la complejidad organizada?, para nosotros, por lo tanto, significa poder falsar empíricamente algún aspecto teórico de la innovación (como tipo de creatividad) mediante alguna metodología de las emparentadas con las ciencias de la complejidad organizada como las comentadas; en algún aspecto en el que la comunicación se entienda con la relevancia suficiente para ser considerado el objeto aprehendido como un caso de creatividad comunicacionalmente pertinente.

Con ello estamos intentando establecer únicamente la correspondencia entre la teoría ideada, el método designado, y la técnica de medición empleada para sintetizar lo uno, lo otro y la experiencia; dentro de una teoría en la que la experiencia de nuestro mundo, aprehendida en esa red que llamamos el mundo de nuestra experiencia, es posible. No intentamos explicar o interpretar, designar o diseñar lo que ese fenómeno sea en sí.

Es más un juego epistemológico, como hemos comentado. Una búsqueda en los nuevos modos de enunciar en relación a la precisión en el momento de justificar una verdad mediante el juego de teorías y modelos de representar -en este caso, descriptivamente- al enfrentar nuestras intuiciones a la experiencia posible.

En nuestro caso de este DEA:

Para la primera aproximación al ámbito posible desde las propuestas planteadas por Reynoso, en nuestro particular optamos por la aplicación de la teoría de las Scale Free Networks de Barabasi al tema expuesto supra.

Este deseo nace de la necesidad de testar en la práctica lo aprendido en este proceso de suficiencia investigadora; agregando al falsar de las teorías, el error de las técnicas. Para ello aplicamos en un caso el Análisis de Redes Sociales que como método hace manifiestos los postulados de la teoría elegida.

Las redes libres de escala -al seguir el texto de Reynoso desde las citas a su teórico más relevante, Barabasi- aparecen en los siguientes contextos:

  • 2.7 – Los paradigmas discursivos de la complejidad, página 120
  • 4.1 – Caos: Teoría y práctica, páginas 186, 187, 188, 189, 190
  • 4.4 – La contienda entre el caos y la complejidad, página 207
  • 5.2 – Las geometrías de la naturaleza (y la cultura), página 218
  • 6. Conclusiones páginas 255, 261

Por lo que su inclusión en la línea de lectura del texto lo hace aparecer, si se me permite la metáfora, en el atractor de la directriz de creoda entre caos y complejidad como discurso; en las herramientas para la descripción sistémica –complejidad organizada– caórdica, que flutua –en determinados casos- entre el orden y el caos.

Esta decisión metodológica nació del proceso histórico de la investigación, marca con ello la relación entre creatividad y comunicación en la generación de un proceso de aprendizaje emprendido con mi director de investigación.

En un post del blog que ha recogido gran parte del proceso de investigación de este DEA, aparece la pregunta que me planteó mi director D. Juan Antonio Gaitán en el momento en el que mi exploración teórica me llevó a la obra del profesor Reynoso.

En MAY 05 2012 aparece la pregunta:

¿A partir de la lectura de estos textos, la Didáctica Comunicacional de la Innovación (DCI) no puede entenderse sino como una forma de gestión de un sistema caórdico (SCa)?

Esta proyección desde el paradigma del caos -y el encontrar un conjunto de herramientas digitales que de manera simple permitían el Analisis de Redes Sociales, como son las del paquete de software comentados supra (ver 4.2)- me decidieron por intentar aprehender un objeto en el que la creatividad, como complejidad organizada, podía ser descrita mediante las interacciones comunicacionales de una organización del diseño. Entendiendo por comunicación las interacciones en las que se transmitía información.

Esa fue la aplicación del método de renovar una teoría que usamos para la teoría de micromedios y circuitos de transmisión cultural de Abraham Moles (ver capítulo 4)

En esta perspectiva se define la comunicación en la reticularidad de las interacciones, manifestando la estructura relacional del canal; pero el cisma entre ese flujo de información y la aprehensión precisa de lo que la creatividad sea, se encuentra separada por un abismo infranqueable entre información y sentido.

Esa apreciación, que buscamos mediante la aplicación del método crítico (ver capítulo 7) a la propia teoría de Moles, nos lleva a la necesidad de ampliación del marco teórico que se presenta a evaluación junto con esta suficiencia investigadora.

Este abismo teórico no supone renunciar al aparato teórico auxiliar, el de las redes libres de escala, y su aparato metodológico; más bien supone intentar redibujar el fenómeno aprehendido en una “sustancia” más pertinente al hablar de creatividad y comunicación.

La diferencia directriz que supone esta ampliación se encuentra en la deslimitación de la comunicación, como fenómeno, del modelo de comunicación por código; ampliando a la comunicación inferencial y la ostensiva.

Esta nueva limitación permite, en nuestra opinión, el hablar de una comunicación creativa en el fenómeno de la comunicación en sí, y no un empleo codificado de la creatividad para su transmisión; es el resultado de unos efectos emergentes, más que un fenómeno en el que la originalidad se empaqueta estadísticamente en una estructura de transmisión.

Para justificar teóricamente esta ampliación nos apoyaremos en la obra de Sperber y Wilson La Relevancia; que describimos esquemáticamente en el siguiente capítulo, tras este de justificación epistemológica para una ampliación teórica en el campo de la complejidad.

La aportación de los sistemas conceptuales de los autores nos permite comprender lo que la comunicación inferencial puede suponer para nuestro objetivo esencial: definir un marco comunicacional para una didáctica creativa desde unos supuestos en los que la comunicación emerge en la inferencia de realidades mutuamente hechas manifiestas.

Pero asimismo aportan un puente entre la comunicación y la cognición, caso ampliamente tratado por los autores.

La descripción de los procesos de contextualización de efectos creativos, que se organizan entre esos procesos de interacción comunicativo/cognitiva, permiten un fenómeno teórico -de proyección empírica según Sperber y Wilson- que puede ser aplicado en un giro sobre el modo de aprehensión del objeto que este marco posible supone frente al de Moles, su descripción estadística de originalidad y el interface diagramático de los sistemas emisores.

Así, la teoría de la relevancia, que emplearemos como caligrafía, se muestra como modelo a operativizar mediante una teoría de las redes de escala libre, o modelos emergentes de la complejidad o la caótica, en el caso de poder aproximarnos –con algo más de precisión- a la pregunta planteada por mi director.

¿A partir de la lectura de estos textos, la Didáctica Comunicacional de la Innovación no puede entenderse sino como una forma de gestión de un sistema caórdico?

_

siguiente:

DEA 10.3.5 REVISIÓN EPISTEMOLÓGICA

anterior:

DEA 10.3.3 ¿ES LA CREATIVIDAD UN FENÓMENO [COMPRENSIBLE MEDIANTE UN MODELO] DE LA COMPLEJIDAD?

Etiquetado

2 pensamientos en “DEA 10.3.4 ¿Es la innovación un proceso [descriptible mediante un modelo científico] de la complejidad organizada?

  1. […] DEA 10.3.4 ¿ES LA INNOVACIÓN UN PROCESO [DESCRIBIBLE MEDIANTE UN MODELO CIENTÍFICO] DE LA COMPLEJ… […]

  2. […] DEA 10.3.4 ¿ES LA INNOVACIÓN UN PROCESO [DESCRIPTIBLE MEDIANTE UN MODELO CIENTÍFICO] DE LA COMPLE… […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: