DEA 11. Teoría de la relevancia creativa como sistema conceptual.

Sean cuales sean los trayectos conceptuales que efectuemos para enfocar la visión, diseñar la observación –o la experimentación cuando sea posible-, o bien para encadenar razonamientos en una línea discursiva, o ajustar postulados, o plantear problemas y concebir decisiones que puedan tomarse después, aquellos trayectos constituyen siempre una experiencia intelectual que requiere ser expresada para ser transmitida y, comunicada, que concite la interacción, la cooperación, la organización del trabajo, o la transformación colectiva del entorno. Ahora bien, el propio recorrido conceptual y la exposición posterior de esa experiencia intelectual serán siempre el resultado de una elección entre dos alternativas:

  • O aportar conocimientos susceptibles de ser socialmente ubicados en el “edificio del saber científico” (que si es un edificio siempre en construcción, también se toma por el ser más firme de cimientos y estructura).
  • O bien aportar sólo nuevas expresiones que ayuden a la ampliación de la experiencia ajena porque renueven perspectivas, exciten la imaginación o conmuevan en la contemplación del mundo.

José Luis Piñuel y Juan Antonio Gaitán.

Metodología General

_

11.1 Perspectiva de esta ampliación teórica

Llegamos finalmente al penúltimo método de los propuestos por Abraham Moles y aplicados en este DEA como ejercicio de suficiencia investigadora; trazando sobre la complejidad del entramado potencial de vías mentales un trayecto real, más o menos tortuoso, desde A hasta B (Moles CC. 308).

El método heurístico de mezcla de dos teorías -que comenzamos en este DEA con el planteamiento de una teoría de la relevancia creativa- busca, habiendo comprendido el riesgo de esterilidad de la “divagación mental” que se encuentra en su origen, actualizar la teoría de la creatividad

Intenta hacer esa mezcla describiendo en el marco de la teoría de la comunicación el fundamento en el que poder aprehender los procesos profesionalizados de creación e innovación actuales en las instituciones mediadoras de producción social de creatividad; centrándose en las metodologías de la creatividad aplicadas en las interacciones de fenómenos como el co-design, el Design Thinking; procedimentalmente descritas en técnicas del grupo del Visual Thinking, el Storyboarding, el Service Design Thinking, las nuevas didácticas en diversos contextos, etcétera.

Suponemos que en el contexto sociohistórico contemporáneo un reflexionar sobre el caso  no es cuestión trivial; ya que la sistematización de dichas prácticas en la producción social de innovación demanda conocer sobre cómo facilitar mediante la mediación del sistema comunicativo las implicaciones de orden en sistemas sociales, ecológicos y cognitivos. Así como para poder plantear, desde esas prácticas, la relación entre el lebenswelt que el diseño puede definir frente a la sistematización progresiva de la acción creativa y las interacciones que se informan y controlan en las mismas.

La Einfühlung sustancial de esta mezcla de teorías descansa en la idea que comprende la creatividad como proceso perceptivo/comunicacional de lo nuevo; y que en ese experimentar lo nuevo podemos encontrar unas pautas relacionadas con las cantidades de información y el procesamiento relevante de lo nuevo en los patrones  que organizan la complejidad de la existencia en experiencias.

Así, la creatividad es la experiencia de un efecto originalmente relevante en los patrones de experiencia. Como proceso informacional la creatividad descansa en la improbabilidad de conectar en un conjunto de señales o estímulos significados como relevantes un patrón de sentido coherente a la acción en curso, como tipo de efecto contextual.

Pero como hemos comentado supra, la innovación como proceso comunicacional coerciona la improbabilidad a una mutación sostenida en el patrón, o en el conjunto de estímulos como clave de contexto del patrón de sentido; ya que, [l]a comunicación es precisamente la creación de redundancia o estructuración mediante patrones (Bateson 1998 436)

El cambio propuesto delimita con el marco fenomenológico del artista que hemos ido desmontando desde los capítulos iniciales de esta investigación, y amplía la imagen del profesional del diseño y la comunicación creativa del modelo emisor.

Así desde la manifestación de la Idea como Objetividad Máxima, pasamos a la  información mediante mensajes. Este es un cambio que afecta a la comprensión de la creatividad como producto.

Una Idea es un en sí eterno, es una reminiscencia que desvela la unidad inmóvil de las apariencias. Un mensaje es por su determinación germinal un producto de la dinámica  -recordemos el origen negentrópico del caso de la información-.

El problema de la apariencia | verdad de la representación de lo único y su personaje conceptual de genio se desliza inicialmente a la fidelidad e improbabilidad de transmisión de fragmentos codificados de señales; configurándose desde ese momento y hasta la actualidad un hacer creativo que define la creatividad subjetiva en un orden implicado social.

Así, las formas y prácticas de la creatividad estadística que se condensaron en el hacer de los profesionales creativos se sintetizan en un modo colaborativo, de Genio Colectivo (Moles), en el que las competencias comunicacionales organizan dicho orden en un hacer, en nuestra opinión hipotética en este DEA, reticular, caórdico.

La creatividad en ese deslocalizarse de la manifestación desubica la noción de comunicación que ese sintagma del artista presuponía.

El genio de Schopenhauer como hemos visto, en su tránsito sin voluntad , en Objetividad Máxima, comunica, como transmisión de esa epifanía, la Idea. El origen único es el conocimiento de las Ideas, su única finalidad la comunicación de este conocimiento 15 (Schopenhauer, A. citado en Portero, A.J. 2004. Pág. 7)

Nosotros, de manera más terrena, buscamos un modo  emergente de comprender la creatividad en la conducta comunicacional; cuando menos esa es la intención de este capítulo en el que definiremos comunicación creativa en la contextualización de originalidad, frente al modelo de emisión codificada interesada en la transmisión de productos originales.

Las sociedades de la creatividad estadística, de la complejidad desorganizada, pueden ser metas para reorganizar en modelos de complejidad organizada; parece manifestarse en la emergencia de nuevos comportamientos comunicacionales que no pueden ser descritos desde el diagrama comunicacional definido en la emisión.

La segunda teoría en juego en la mezcla propuesta –las que sustentan a las metodologías de las ciencias de la complejidad comentadas supra- busca un modo de descripción estructural o procesual de ese existente que son las técnicas de la creatividad tal como las estamos sistematizando; a modo de tentativa heurística planteada desde el umbral de esta suficiencia investigadora hacia una tesis sobre didáctica comunicacional de la innovación operativa.

¿Podemos detectar pautas que conectan la experiencia de lo nuevo a algún modo de orden emergente de órdenes?

Esquemáticamente esa es la razón, la relación de esta mezcla de teorías que coinciden en localizar un lugar en el plano de coordenadas de referencia científica de las teorías de la comunicación, en la que la información esté informada; en la que el procesar la información de lo nuevo se posibilite, se organice, se cargue de sentido en la equilibración o génesis de las pautas interpretativas/generativas de realidades existenciales en experiencias, en orden estético en las configuraciones de formas, sentidos y acción; en interfaces de conexión de representaciones del mundo.

Formalmente nos supondrá intentar la localización de un modelo de la complejidad organizada ajustado al marco de la teoría de la relevancia de Sperber y Wilson, con el objeto de definir un mecanismo que aprenda creativamente, organizando su memoria enciclopédica en un procesamiento de información en mapas de expectativas.

La gran cuestión que se abrirá desde ese punto es la referente a la homología de ese mecanismo a una autopoiesis; y desambiguar si la operación deductiva es válida al caso de la creatividad humana, como podría inferirse de una aplicación estricta del marco de los autores.

Heurísticamente, una descripción de un mecanismo deductivo como el propuesto puede ser un existente que false la identidad entre creatividad reticular mecánica de creatividad humana, como ground de experiencias posibles.

Antes de definir creatividad, innovación, design en ese marco preliminar, debemos de ajustar las palabras al punto de observación; haciendo manifiestas de manera mutua, y del modo lo más pertinente posible al caso, las coerciones semánticas que aceptamos para su praxis discursiva.

Debemos inicialmente definir contextualmente los dos conceptos clave en los que se buscará la síntesis: qué es información y cómo entender la comunicación en el contexto del informacionalismo (Piñuel/Gaitán 1999 34); concluyendo nuestro proceso de desambiguación de las palabras en esta investigación que intenta determinar una coordenada asignada de descripción en el ámbito de expectativas de la teoría sobre creatividad que la didáctica comunicacional de la innovación presupone.

_

siguiente:

DEA 11.1.1 INFORMACIÓN

anterior:

DEA 10.3.5 REVISIÓN EPISTEMOLÓGICA

_

Etiquetado

2 pensamientos en “DEA 11. Teoría de la relevancia creativa como sistema conceptual.

  1. […] DEA 11. TEORÍA DE LA RELEVANCIA CREATIVA COMO SISTEMA CONCEPTUAL. […]

  2. […] DEA 11. TEORÍA DE LA RELEVANCIA CREATIVA COMO SISTEMA CONCEPTUAL. […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: